Mi Obsesión Con Las Finanzas Personales

Compártelo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Mi obsesión con el ahorro y las finanzas personales comenzó cuando tenía 10 años. Recuerdo el día exacto en que sucedió, aunque en ese momento no lo sabía. 

Mi padre estaba conmigo jugando al Super Mario World (que ya se estaba quedando viejo) y le pregunté cuál de las nuevas consolas íbamos a comprar, si la Play o la Nintendo 64. 

Crecí en una familia de clase media que con mucho esfuerzo mis padres sacaban adelante. Vivíamos bien, tenía todo lo que necesitaba, y como yo era un niño prudente con los gastos casi siempre me compraban todo lo que pedía. 

Para mi sorpresa esta vez a mi padre no se le ocurrió mejor idea que enseñarme el valor del dinero, diciéndome que no iba a comprar ninguna consola más, y si la quería debía ahorrar para comprarla yo mismo. 

Mi Primera Vez Haciendo Dinero

Obviamente uno no tiene muchos ingresos a esa edad, yo apenas tenía lo que mis padres me daban para gastar en el colegio, el vuelto que me robaba de alguna compra que me mandaran a hacer, y lo que me regalaban mis tíos y abuelos en mis cumpleaños. 

Inmediatamente busqué formas de hacer dinero. Empecé por lo que me enseñaban que hacían los niños en la televisión. Vender limonada, lavar autos, cortar el pasto y arreglar el jardín de los vecinos. 

Cuando nos íbamos de vacaciones, recuerdo que juntaba almejas en la playa y las pintaba o hacía pulseras para vender a otros turistas. 

Resulta que el pack de consola que yo quería con controles y juegos salía bastante caro, y con mis pequeños ingresos me estaba llevando tiempo ahorrar suficiente dinero. 

Además, ahora que estaba ganando algo de dinero merecía poder permitirme ciertas libertades. Como comprar una Coca Cola en el patio de la escuela día sí día no. Al fin y al cabo estaba trabajando duro por ese dinero. 

El Hombre Más Rico de Babilonia

Pasado un año de “mucho trabajo”, yo no había juntado ni la mitad de la plata que necesitaba. 

Así que cuando mi padre vió que me había tomado en serio lo de ahorrar pero estaba teniendo resultados horribles con mis pequeños ingresos, me dijo “tengo un libro para darte pero lo lees mañana, ahora es hora de dormir”, fue a su enorme biblioteca que se componía en un 80% de libros de segunda mano de ciencia ficción y fantasía, se puso a rebuscar, sacó un libro usado y viejo—El Hombre Más Rico de Babilonia—y lo guardó para la tarde siguiente cuando volviera de la escuela. 

Podrás imaginar cómo mis ojos de niño de 10 años quedaron fascinados ante las palabras en el título del libro y mi corazón empezó a latir rápidamente. 

Recuerdo estar tan emocionado que no pude dormir en toda la noche, y a la mañana siguiente en las clases y durante el recreo, en todo lo que podía pensar era en descubrir todos los secretos que este libro escondía y empezar a hacer dinero. 

Todavía recuerdo llegar a mi casa ese día y pedirle el libro a mi padre. Cuando por fin lo obtuve, mi corazón se aceleraba mientras corría a mi cuarto a abrirlo. Empecé a leer la historia, mientras George Clason me explicaba los fundamentos del ahorro, las finanzas personales y la construcción de riqueza. 

Y así es como el viaje comienza para mi. Enseguida comencé a observar cómo se manejaban mis padres con el dinero de la casa y empecé a ver similitudes entre lo que ellos hacían y lo que decía el libro. 

Les preguntaba todo el tiempo “¿Por qué anotas eso? ¿Y cuánto ganas al mes? ¿Y eso en dólares cuánto es?” a ver que tipo de información gratis podía sacar de mi entorno. 

Luego de eso comencé a preguntarle a las personas con más dinero que conocía cómo manejaban sus ahorros. Empecé a ver que otras personas también seguían algunas técnicas de las que Clason hablaba, aunque no todos habían leído el libro.

Habiendo confirmado mis descubrimientos, en apenas una semanas estaba aplicando las primeras enseñanzas de Clason en mi vida diaria (o al menos lo que había entendido a mi temprana edad). 

Esta fue la primera vez que estuve expuesto al poder de las finanzas personales. No lo sabía en el momento pero este proceso que veía que se repetía entre las personas con más dinero que conocía se convertiría en las bases para el sistema que utilicé para generar una riqueza de cientos de miles de dólares. 

Las tácticas que veremos son bastante más avanzadas, pero mira como es el antiguo riquezas de “El Hombre Más Rico de Babilonia”.

Esquema de Riquezas de “El Hombre Más Rico de Babilonia”

Cualquiera fuera tu situación financiera el proceso era el mismo. Había ciertos pasos a seguir para asegurarte estar un poco mejor cada año:

  1. Desarrolla habilidades que te ayuden a generar más dinero del que ganas actualmente.
  2. Consigue un ingreso que esté constantemente llenando tus bolsillos.
  3. Si quieres tener ahorros debes empezar por consistentemente separar y guardar un porcentaje de tus ganancias.
  4. Controla tus gastos religiosamente y aprende a vivir con tus posibilidades, en lugar de generar una inflación en tu estilo de vida. 
  5. Invierte sabiamente el dinero que has ahorrado.
 

Este esquema que parece tan simple es la piedra fundadora de la estrategia que utilizo hoy en día para mis ahorros.

Mirando atrás pienso que es gracioso como mientras la mayoría de niños de mi edad estaban aprendiendo geografía y biología, yo estaba aprendiendo sobre el dinero. 

Desafortunadamente no tuve tanta educación como para visualizar más allá de mis puestos de limonada, puestos de fuegos artificiales, o cortar el pasto de los vecinos, mientras todavía era niño. 

Había interiorizado los conceptos básicos, pero no fue hasta que cumplí 21 años, mientras abandonaba mi carrera de Ingeniería en la Universidad, que re-descubrí las finanzas personales y vi cómo podía hacer uso de estas enseñanzas en el mundo moderno.

Presentando Mi Nueva Serie: Cómo Escapar de Latino América

Estoy muy contento de anunciar que estoy escribiendo un libro sobre finanzas personales, aquí está el primer borrador totalmente sin editar, sería genial conocer tu opinión. 

Estoy convencido que este libro puede ayudar a mucha gente en situaciones financieras complicadas a salir adelante. El libro explica la manera en que puedes utilizar tus ahorros para apalancar tu libertad financiera, la mentalidad y el paso a paso para llevarlo a cabo.